Cinco innovaciones educativas para el futuro de la enseñanza

El mes pasado se celebró en el Mobile World Centre de Barcelona la presentación del informe Top 100 innovaciones educativas 2016: Educar para la sociedad digital. Durante dos jornadas dedicadas a docentes y personas interesadas en el mundo de la educación, se dieron a conocer algunos de los proyectos educativos más destacados, presentados por los principales exponentes de cada proyecto.

El proyecto Top 100 innovaciones educativas 2016 es la segunda edición de una iniciativa de la Fundación Telefónica que busca identificar nuevos proyectos que han mejorado las competencias digitales de los alumnos y que han contribuido a prepararlos para trabajar en la sociedad digital del futuro. 

El reto responde a la necesidad de realizar un replanteamiento del proceso educativo hacia un desarrollo de competencias científico-tecnológicas y competencias digitales no solo centrado en el dominio de estas herramientas, sino también en la capacidad para aprender, trabajar en equipo y participar y crear en la sociedad digital.

Con este objetivo se crea un equipo de 40 profesionales que inician un proceso de investigación y de selección de iniciativas a partir de criterios como la estabilidad del proyecto, la sostenibilidad económica, la capacidad de implementación y la capacidad de innovación.

Una vez seleccionadas las 100 iniciativas, se inicia un proceso de mentoring, en el que han participado ocho voluntarios de ESADE Alumni, que han prestado su apoyo a la hora de diseñar modelos de implementación, adaptación y escalabilidad en España.

La última parte del proceso, que es la que tuvo lugar los pasados días 14 y 15 en Barcelona, es la difusión de los resultados. En el Mobile World Centro de Plaza de Catalunya se presentaron los cinco proyectos más destacados de entre un total de 30 finalistas.

Fab Lab: Iniciativa creada en Estados Unidos que agrupa en un espacio máquinas controladas por ordenadores, como por ejemplo impresoras 3D o cortadoras para hacer piezas medias para muebles y casas, dedicadas a la producción de objetos físicos a escala personal o local. Lo que hace especial este proyecto es el gran impacto que ha supuesto, con 565 espacios creados en todo el mundo, y, sobre todo, la vinculación con la sociedad por el contexto local en el que se sitúan los espacios. 

Genios: Proyecto español dedicado a la formación en programación de alumnos de primaria de entre 8 y 12 años sin acceso a la tecnología. El objetivo de esta iniciativa se rompió con las barreras socioeconómicas y de género mediante la formación en programación y la implementación de valores como el trabajo cooperativo. A día de hoy se ha implementado en 45 escuelas de 10 comunidades autónomas, donde participan más de 5.000 estudiantes. 

K12 Lab Network: Iniciativa estadounidense que busca implantar el design thinking en las escuelas con el objetivo de ayudar al alumnado y al profesorado a fomentar la creatividad y la formación de jóvenes innovadores. Con unos 70 miembros en el equipo de profesorado, este proyecto se ha convertido en referente en la implementación de la metodología desing thinking en el sector educativo. 

New Teacher Center: Programa de mentoring creado en Estados Unidos que busca formar a nuevos docentes y directores escolares con capacidad para adaptarse a las nuevas necesidades educativas. Se trata de un proyecto aplicado sobre todo en distritos donde existe una alta densidad de familias con bajos ingresos, minorías y problemáticas sociales, que hasta el momento se ha aplicado en 34 de los estados de Estados Unidos, llegando aproximadamente a 1,5 millones de estudiantes en un año, y que genera unos 25.000 docentes nuevos cada año. 

Sharing Academy: Se trata de una plataforma colaborativa de clases particulares creada en España, orientada al refuerzo y la cooperación en el aprendizaje mediante la transmisión de conocimiento específico y del saber hacer entre los estudiantes universitarios. El primer año la plataforma consiguió establecer relaciones entre los estudiantes de las principales universidades de Barcelona, Madrid, la Comunidad Valenciana y Andalucía. 

Estos cinco proyectos son solo un ejemplo del total de 100 iniciativas llegadas desde 23 países de los cinco continentes que han formado parte este año del Top 100 innovaciones educativas y que suponen un desarrollo de la educación en su adaptación a los cambios que suponen la digitalización y los avances tecnológicos.