Racing extinction

"Un meteorito acabó con los últimos dinosaurios. Ahora la humanidad se ha convertido en meteorito". El hombre está creando la mayor catástrofe del planeta desde hace 65 millones de años. 30.000 especies se extinguen cada año. Existe una probada relación entre las emisiones de CO2 y las extinciones animales.  

Usando tácticas encubiertas y tecnología de última generación, el equipo de RACING EXTINCTION se embarcará en una peligrosa odisea para demostrarnos que la cuenta atrás del planeta ha comenzado.  "No parece un documental, es más un thriller, o una película de James Bond" afirma su director Louie Psihoyos. Infiltrándose en los mercados negros más peligrosos del mundo (guerrilla filmaking), donde se trafica con especies en extinción, nos muestra impresionantes imágenes inéditas que cambiarán nuestra manera de ver el mundo.

Cuando se habla de los gases del efecto invernadero la gente es como Santo Tomas, sino lo pueden ver no se lo creen. Como el ojo humano no puede ver el dióxido de carbono el equipo de la película prepara una cámara con filtros especiales de colores para mostrar el dióxido de carbono. Filman en una calle concurrida y sus cámaras detectan una cantidad extraordinaria de los gases de efecto invernadero. 

Seguramente, uno de los motivos más interesantes para ver el documental es su fotografía. No es exagerado afirmar que RACING EXTINCTION es una absoluta delicia visual. El director Louie Psihoyos ha entendido que la mejor manera de transmitir un mensaje en nuestra sociedad visual es mostrarlo. Por eso pone un proyector en un coche y se lanza a las calles para proyectar partes de la película sobre diferentes edificios. Proyectar sobre el Empire State no sólo es una manera brillante y eficaz para captar la atención y llegar a multitudes, también es una forma de regalar  al gran público imágenes que son ciertamente impagables.

+INFO