Tania Beuer: "Es un orgullo pertenecer a una escuela que demuestra que las cosas sí pueden hacerse de otra manera"

Tania Beuer: "Es un orgullo pertenecer a una escuela que demuestra que las cosas sí pueden hacerse de otra manera, que podemos dedicarnos al business pero sin perder nuestro lado social".

Tania Beuter, profesional de marketing de Gran Consumo, madre de dos hijos pequeños, ha sido voluntaria de Alumni Solidario durante 4 convocatorias. Esta licenciada y MBA por ESADE destaca que de su paso por Alumni Solidario, lo que más le emociona, es ver que hay personas que quieren hacer algo diferente, devolver algo a la sociedad y que demuestran que pertenecer a una gran escuela de negocios, donde contratan las grandes multinacionales del mundo, no está reñido con tener un perfil social.

Nos contaba lo siguiente:

Desde mi paso por Alumni Solidario, doy mucho más valor al trabajo de las entidades del tercer sector, ya que  he conocido la realidad de varias de ellas y cómo se desenvuelven y consiguen muchas cosas con muy pocos recursos. Yo tenía inquietudes sobre el tercer sector, creía que debía aportar algo más a la sociedad. Ya había hecho de voluntaria en alguna asociación, pero tenía la sensación que cualquiera podía hacerlo, y me daba pena que tanto estudiar, trabajar y formarme y al final no pudiese aportar nada más o nada diferente. Entonces oí hablar de Alumni Solidario y no tuve ninguna duda…. Nosotros podíamos aprovechar nuestra formación y experiencia, aquello que sabemos hacer para ayudar a la sociedad…. He repetido por un lado porque sigo creyendo que todos debemos devolverle algo a la sociedad, especialmente aquellos que hemos tenido más suerte, pero sobre todo porque me gusta y me hace sentir bien; en definitiva me hace más feliz.

Creo que cada uno recibe algo diferente en función de lo que busca y necesita. Las recompensas son muy variadas: desde la parte más profesional, teniendo una experiencia profesional totalmente diferente a lo "habitual" y relacionándonos con personas de perfiles muy distintos al nuestro, hasta la parte más personal, en la que nos abrimos a una realidad de personas, necesidades y realidades muy diferentes a las nuestras, pasando por supuesto por el sentirnos bien con nosotros mismos y nuestra conciencia.

Respecto a nuestro papel en el fortalecimiento del tercer sector, creo que éste hoy en día es imprescindible para el buen funcionamiento de la sociedad por su papel en la "ayuda directa" que no sólo llega hasta donde la administración no puede llegar sino que van mucho más allá.

Un tercer sector fuerte tiene mucho más poder para traspasar las fronteras de la ayuda directa y poder ser la fuerza que impulse el cambio, porque todos tenemos la capacidad de ser impulsores del cambio, pero un tercer sector fuerte asegura un liderazgo fuerte en este cambio.

A mi personalmente, estar en Alumni Solidario y relacionarme con todas estas entidades me ha ayudado a reforzar la idea de que las cosas sí pueden hacerse de forma diferente, que las personas sí pueden estar en el centro y sí pueden ser lo más importante.

Yo, además de ser socia y donante de varias ONGs, sólo participo en Alumni Solidario; en este momento de mi vida, con dos niños pequeños, mi tiempo no da para más.

Sobre todo me ha ayudado a relacionarme con otras personas muy diferentes, con unos esquemas y visión de las cosas muy diferente a la que tenía yo hasta el momento, y por lo tanto he tenido que aprender a pensar las cosas de forma distinta, a pasarlas por otro filtro y aprender a ponerme en otra posición antes de analizar cualquier situación o de emitir un juicio.

Gracias, Tania. Testimonios como el tuyo nos animan a seguir adelante. Nos quedamos con tu síntesis:

Creo que ESADE Alumni Solidario encaja perfectamente en ESADE y creo que le ayuda a tener un posicionamiento más "social" que las otras escuelas de negocios.