Valores para transformar el mundo: una Jornada de ESADE Alumni con carácter social

La Jornada Anual de ESADE Alumni Madrid celebró el pasado 26 de octubre su décima edición y tuvo como marco el Palco de Honor del Estadio Santiago Bernabéu. Bajo el título ''Talento y valores para transformar el mundo'', fue una jornada marcada por su carácter social, donde se reunieron antiguos alumnos procedentes de todas partes para escuchar, entre otras, la intervención de Oscar Camps, fundador de la ONG Proactiva Open Arms.

El director de ESADE Alumni, Xavier Sanchez (Lic&MBA 97 / AMP 08), dio la bienvenida a los asistentes y presentó la jornada, no sin antes agradecer el apoyo de los patrocinadores que, un año más, han sido SEAT y CaixaBank. Sanchez explicó la razón del tema de la edición de este año recordando que ''como personas, como líderes y como colectivo debemos involucrarnos'' y asegurando que la colaboración entre el mundo empresarial y el tercer sector (las entidades sin ánimo de lucro) debe ser real y mutua, un eje en el que lleva tiempo ya trabajando ESADE Alumni con su iniciativa Alumni Solidario.

Responsabilidad social colectiva e individual

Por su parte, Joaquín Uriach (MBA 94), presidente de ESADE Alumni, recordó que los valores de justicia, solidaridad y respeto a la dignidad son inherentes a ESADE y están bien representados por el que fue la estrella de la noche, Oscar Camps. ''Formamos talento —indicó—, pero un talento con valores: formamos a profesionales que saben transformar el mundo''.

Apeló a la enorme responsabilidad que tenemos ante los grandes retos actuales de la humanidad, a los que hay que enfrentarse tanto desde el punto de vista individual como colectivo. ''Para responder a este mundo volátil, cambiante e incierto, debemos adaptarnos'', aseguró comentando que las estructuras, las instituciones y las mentalidades están ''obsoletas''.

La manera de abordar esos retos actuales debe realizarse, según el presidente de ESADE Alumni, desde dos perspectivas: una macro en torno a las grandes organizaciones supranacionales y otra perspectiva micro, como la ONG Proactiva Open Arms o la propia ESADE Alumni.

Uriach se refirió al espíritu de ESADE: ''Abriendo los brazos, apoyándonos los unos a los otros, actuando y aportando nuestro granito de arena.'' Y dicho grano, como ya había adelantado previamente Xavier Sanchez, es Alumni Solidario, que también cumple 10 años como proyecto de colaboración de consultoría de exalumnos a favor de organizaciones del tercer sector. Las cifras avalan esa colaboración, puesto que ya han participado 1.500 antiguos alumnos, generando más de 100.000 horas de consultoría para más de 200 organizaciones, entre ellas, la ONG fundada por el invitado, Oscar Camps.

Empresas responsables

El profesor y director del Instituto de Innovación Social de ESADE, Ignasi Carreras (SEP 06), tomó la palabra en una intervención centrada en la formación y el desarrollo de líderes responsables. Explicó cómo la formación de líderes socialmente responsables es una de las principales funciones de ESADE. Desde su experiencia anterior en la ONG Oxfam Intermón, Carreras desgranó la situación actual, en la que sigue creciendo el número de personas que tienen que dejar sus hogares por todo el mundo por causas ajenas a su voluntad, convirtiéndose en refugiados.

El director del Instituto de Innovación Social recordó la frase del teólogo y filósofo español asesinado en El Salvador, Ignacio Ellacuría: ''El compromiso es hacernos cargo'' Esta afirmación se traduce —en el ámbito profesional de la empresa— en transformar las organizaciones en empresas responsables. ''Y ello supone —comentó— obtener beneficios respetando los derechos fundamentales y el medioambiente, colaborando con otros actores para aportar soluciones y generando valor compartido no solo para sus accionistas, sino también para la sociedad.''

Carreras afirmó que en la actualidad, a pesar de la crisis, tenemos más empresas responsables, pero aun así sigue habiendo una brecha entre los retos sociales y medioambientales y la capacidad de actuación de las compañías para solucionarlos. ''Porque son ellas —recordó—, las compañías, las que tienen competencias que, puestas al servicio de estos fines, permitirían obtener impresionantes resultados.'' Según Carreras, para transformar la sociedad se necesita a todo tipo de actores, bien sean ONG, administraciones públicas o empresas.

Una gran responsabilidad de ese cambio de mentalidad y funciones en el mundo de la empresa recae en los directivos. No hay empresa responsable sin directivos responsables, líderes con valores, no oportunistas que piensen en el futuro, sean transparentes y colaboradores.

De Badalona a la Isla de Lesbos

Como ejemplo de ese tipo de directivo, de líder con valores, se presentó al invitado, Oscar Camps, que en septiembre de 2015 lo dejó todo para fundar Proactiva Open Arms con los recursos humanos y materiales existentes en su compañía de seguridad acuática y de socorrismo, de la que era máximo responsable.

Camps explicó a los asistentes a la jornada cómo su pasión como empresario le unió a otra de sus pasiones, el mar, para fundar hace años en Badalona una pequeña compañía, Pro-Activa Serveis Aquàtics, que hoy en día trabaja en servicios de socorrismo en playas de cuatro comunidades autónomas.

La crisis de los refugiados en el mar Egeo y las costas griegas y turcas, con la icónica imagen del pequeño Aylan muerto en una playa, empujó a Camps y a un socio a viajar a la isla de Lesbos para comenzar a ayudar. ''Nos encontramos con un panorama —recordó— donde llegaban miles de personas al día y decenas de ellas morían en el mar. Y no había nadie, solo voluntarios.'' Entonces decidieron actuar por su cuenta al ver cómo su ofrecimiento para colaborar con las administraciones y las grandes ONG no recibía respuesta.

Más de un año después, Camps y Proactiva Open Arms siguen luchando no solo por salvar la vida de los refugiados, ahora en el Mediterráneo, sino por hacer visible la tragedia a toda la sociedad nacional e internacional.

Una llamada a la actuación

A través de una charla muy emocional, con explicaciones apoyadas en vídeos de las intervenciones realizadas estos meses, Camps apeló a ''dejar de utilizar el cerebro racional y pasar a la parte emocional'' para poder empatizar y empezar a hacer cosas diferentes para cambiar el mundo.

El fundador de Proactiva Open Arms recordó a los antiguos alumnos: ''Os necesito a todos, porque todos tenemos responsabilidad en esta situación, al crear miseria en otros países.'' Criticó duramente tanto la inacción de Europa como la lenta respuesta de las ONG tradicionales: ''Estas últimas deberían actualizarse y ponerse al día, porque, al final, el trabajo sucio lo tenemos que hacer las micro-ONG.''

Sentir, ver e indignar son los pasos que Camps señaló para comenzar a actuar. Y siempre recordando que las corrientes migratorias son imparables. ''La humanidad siempre se ha movido —afirmó—; nunca nos ha detenido un río, un mar o una frontera, y ahora pasará lo mismo.''

Definió su ONG como ''cuatro frikis que están sacando los colores a mucha gente, un ejemplo de cómo algo pequeño puede conseguir grandes cosas en una situación que no debería estar ocurriendo aquí, en Europa, en aguas europeas''.

Oscar Camps finalizó su intervención con una petición: ''Como líderes que sois, debéis implicaros: recuperad la dignidad de Europa, porque no podemos tolerar lo que está ocurriendo. Esa ha sido mi misión hoy, sacudiros para que reaccionéis.''

Consulta los vídeos de la Jornada aquí